Diversidad cultural: bordados y tejidos mexicanos

México es un país diverso, hogar de 68 comunidades indígenas. Cada comunidad tiene sus propias tradiciones y costumbres y se puede apreciar por ejemplo en los materiales utilizados en la elaboración de piezas artesanales. También entra en juego la cosmogonía de la comunidad, que a menudo se integra en el tejido y bordado de las piezas de tela que a menudo se utilizan como ropa.

Por ejemplo, encontramos el bordado otomí llamado “Tenango”, los huipiles elaborados en el estado de Oaxaca, el estado mexicano que alberga a las comunidades más indígenas como la Mixe, la Zapoteca, la Mazateca, la Amuzgue, entre otros.

En la túnica Mixe de Santa María Tlahuitoltepec, encontramos alusión a la Sierra Mixe y sus ríos, montañas, fauna y flora. Es difícil decir solo el término “bordado mexicano” porque hay comunidades que elaboran tejidos que integran elementos de la vida cotidiana y su relación muy especial con la naturaleza. Como la comunidad amuzga que habita en el estado de Guerrero, también se encuentra en partes del estado de Oaxaca. La comunidad nahua de la Sierra Norte de Puebla y de la Huasteca también se caracteriza por sus coloridos y significativos tejidos. También encontramos los tejidos de las comunidades Tzotziles y Tzeltales con sus símbolos mayas. En este mes tan significativo para México, aquí tienes una selección no exhaustiva de algunos bordados y tejidos mexicanos para compartir contigo la riqueza de los colores y culturas de México. Si desea obtener más información, eche un vistazo a nuestras comunidades.

Posts Relacionados

Dejar un comentario