Malacate" o "malacate petet Un "telar" es una herramienta que se utiliza a menudo en el negocio textil para hilar hilo de algodón para su posterior uso en el tejido.

Fue la antropóloga Karla Cánovas, quien en 2010 decidió iniciar el proyecto Malacate Taller Experimental Textil con un grupo de tejedoras de la región de Los Altos, en Chiapas, México. Descubrió la región y su arte textil hace unos años, cuando fue a trabajar en un proyecto de investigación para la universidad.

"Los primeros objetivos surgieron de la realidad y las preocupaciones expresadas por los mismos tejedores de la región de Los Altos. Muchos de ellos estaban acostumbrados a recibir recursos del gobierno y sus instituciones a través de programas que sólo resolvían parcial y temporalmente sus necesidades básicas. Sin embargo, cuando estos recursos no estaban disponibles, los tejedores se enfrentaban a un gran obstáculo y querían encontrar los medios para hacerlo.

Conseguir la independencia económica fue un reto porque a los ojos de sus familias, y especialmente de sus maridos, no estaba bien visto. Querían generar ingresos para todos y sus familias sin tener que depender de nada ni de nadie. Así que, a pesar de las implicaciones, decidimos unir nuestros esfuerzos y nuestros conocimientos aportando cada uno lo que sabía.

Partimos de cero. Fue y sigue siendo un proceso de concienciación y reflexión sobre nuestro valor como mujeres. Para mis colegas, significó reflexionar sobre la importancia que tenían como portadores de conocimientos tradicionales transmitidos de generación en generaciónEsto es algo bueno, pero también significa comprender el valor del conocimiento de las mujeres de otras culturas. Ser conscientes de la importancia de las mujeres en el mundo y del poder que tenemos para transformar nuestra realidad ".

Grupo fundador de Malacate Taller Experimental Textil. Karla Pérez Cánovas y las tejedoras de Zinacantán, Chiapas. Isaac Guzmán Arias.

En cada pueblo de la región de los Altos de Chiapas, como Aguacatenango, Zinacantán, San Juan Chamula, Pantelho, Oventik, entre otros, existe un patrón de bordado especial que hace rico el arte textil de Chiapas y de México.

La cooperativa trabaja en diferentes regiones de Los Altos de Chiapas, buscando procesos y materiales sostenibles y ecológicos. Además, La necesidad de perpetuar las tradiciones en el arte textil es una parte fundamental de la vida de Malacate Taller Experimental Textil.

"En Pantelhó se está promoviendo actualmente la plantación y el tejido de algodón hilado para permitir no sólo el rescate del algodón, sino la práctica del hilado en "petet" o malacate y así conservar y tejer las piezas antiguasTodavía estamos en la primera fase porque realmente lo estamos haciendo desde lo local y sabiendo que algunas mujeres y hombres recuerdan lo que hicieron las abuelas en el pasado, pero todavía nos queda mucho por hacer. En Oventik, que pertenece a San Andrés Larráinzar, se trabaja con dibujos de iconografía antigua elaborados a partir de pequeños y trozos del cuello, para luego crear estas blusas o vestidos que serán elaborados por la costurera Vicky Bonifaz de Malacate Taller textil experimental. En San Juan Chamula se hila y se tiñe la lana natural y se practica el tejido en cinta. En Santa Marta, la iconografía local es la que se aplica sobre soportes de diferentes tejidos creando nuevas prendas. En Aldama, tenemos un proyecto para crear lienzos con iconografía antigua. En San Juan Cancuc se experimenta con los diseños locales utilizando únicamente nuevas combinaciones de colores.

Bienvenido. Malacate Taller Experimental Textil.

Fotos y texto: Karla Pérez Canovas

Top ampliarcruzar