EL MAIZ: Un alimento de Mesoamérica para el mundo

“El invento del maíz por los mexicanos, solo es comparable con el invento del fuego por el hombre”

Octavio Paz

El maíz es la especie más importante de México. Su domesticación, hace miles de años, la convirtió en una planta apta para alimentar a los pueblos, además de ser partícipe de las características económicas, sociales y religiosas de los pueblos mesoamericanos. El lugar que este ocupo en estos pueblos no solo fue en el ámbito de la alimentación para subsistir, sino que también era un elemento central en la cosmovisión de esos pueblos, la realización de rituales y la vida giraba en torno a su cultivo y cosecha.

La palabra Maíz es de origen caribeño que fue traída a México por los españoles. Se le conoce de diferentes maneras en lengua náhuatl: tlaolli, que designa también los granos; xîlotl, cuando la mazorca era muy tierna; élotl, cuando los granos de la mazorca ya estaban formados y cuando la mazorca estaba seca, se le conocía como centli.  

El maíz, es una especie nativa de México que pertenece a la familia de Poaceae, que incluye otros alimentos como la avena, el trigo, la cebada, el centeno y el arroz. El maíz pertenece al género Zea, que comprende otras cinco especies originarias de México y otros países de Centroamérica.

Este cereal crece anualmente y en México se cultiva en casi 7 millones de hectáreas, en donde prácticamente todo su cultivo es dedicado al consumo interno. Gracias a estudios recientes sobre la composición genética del maíz, se ha encontrado que el maíz cultivado en México y otros países proviene de una especie silvestre llamada teocintle.

Se han encontrado en diversas excavaciones la región de Tehuacán, en el estado de Puebla, en una cueva de San Marcos, restos de mazorcas antiguas de cerca de 3000 a.C.

Aunque el primer uso del maíz es como alimento, existen otros productos derivados de él que son importantes: como la glucosa, antibióticos, forrajes, el etanol, además de plásticos biodegradables, entre otros.

En la actualidad sus usos se pueden encontrar en productos ecológicos que buscan contrarrestar la contaminación del ambiente: las hojas del maíz que se usan habitualmente en la elaboración del tamal, se busca generalizar su uso para suplir los platos desechables, por ejemplo.

Otro ejemplo más es, Belu, agua mineral natural, que lanzó al mercado en Gran Bretaña, la primera botella de agua completamente plástica y biodegradable, fabricada en un 100% a partir de un recurso de maíz. Así, también encontramos otro ejemplo del uso del maíz para la elaboración de plásticos biodegradables.

La relación del Maíz tanto entre pueblos prehispánicos como entre pueblos indígenas contemporáneos ha sido muy estrecha y, más allá del aspecto de cubrir una necesidad biológica, ha cumplido un rol importante en la vida cotidiana de estos. Ya que el maíz para que se desarrolle y el cultivo sea fructuoso tiene que recibir muchos cuidados en las diferentes etapas de su ciclo reproductivo, que, si no se cumplen, el espíritu del maíz puede marcharse y entonces la gente morirá de hambre y empobrecerá. Es una de las razones por las que la vida de este alimento esta contemplada en la vida cotidiana de los pueblos.

La siembra del maíz se realiza habitualmente en el mes de abril, y seis meses después, en el mes de octubre, se reciba su cosecha, y si fue buena, entonces quiere decir que el espíritu del maíz está contento de los cuidados recibidos.

Fuente: Cultivos mesoamericanos, Arqueologia Mexicana, Febrero 2019, num 84.

Dejar un comentario