“El invento del maíz por los mexicanos, solo es comparable con el invento del fuego por el hombre”

Octavio Paz

El maíz es la especie más importante en México. Su domesticación, hace miles de años, la convirtió en una planta capaz de alimentar a los pueblos, además de participar en las características económicas, sociales y religiosas de los pueblos mesoamericanos. El lugar que ocupaba en estas ciudades no era sólo en el ámbito de la alimentación de subsistencia, sino que también era un elemento central en la cosmovisión de estos pueblos, la realización de rituales y la vida giraba en torno a su cultivo y cosecha. La palabra MAIZ es de origen caribeño y fue introducida en México por los españoles. Se conoce de diferentes maneras en la lengua náhuatl: tlaolli, que también se refiere a los granos; xîlotlCuando la mazorca estaba muy tierna; elotlCuando los granos de la espiga ya estaban formados y la espiga estaba seca, se llamaba centliEl maíz es una especie originaria de México y pertenece a la familia de PoaceaeEsto incluye otros alimentos como la avena, el trigo, la cebada, el centeno y el arroz. El maíz pertenece al género ZeaEsto incluye otras cinco especies de México y otros países de América Central.


Este cereal crece cada año y en México se cultiva en casi 7 millones de hectáreas, donde prácticamente todo su cultivo se dedica al consumo interno. Estudios recientes sobre la composición genética del maíz han demostrado que el maíz que se cultiva en México y otros países procede de una especie silvestre llamada teocintle.


Durante varias excavaciones, se encontró la región de Tehuacán, en el estado de Puebla, en una cueva de San Marcos, los restos de antiguas mazorcas de maíz de alrededor del año 3000 a.C. JC.


Aunque el uso principal del maíz es como alimento, hay otros subproductos importantes: como glucosa, antibióticos, forraje, etanol y plásticos biodegradables, entre otros.
Actualmente, sus usos son en productos respetuosos con el medio ambiente que buscan contrarrestar la contaminación ambiental: las hojas de maíz, que se utilizan habitualmente en la fabricación de tamalEl objetivo es generalizar su uso para sustituir los platos desechables, por ejemplo.


Otro ejemplo es Belu, el agua mineral natural, que ha lanzado la primera botella de agua totalmente de plástico y biodegradable en Gran Bretaña, fabricada a 100% a partir de un recurso de maíz. Así que también encontramos otro ejemplo de utilización del maíz para la producción de plásticos biodegradables.


La relación del maíz, tanto entre los pueblos prehispánicos como entre los pueblos indígenas contemporáneos, ha sido muy estrecha y, más allá del aspecto de satisfacer una necesidad biológica, ha jugado un papel importante en su vida cotidiana. Ya que el maíz para desarrollarse y crecer fructíferamente, debe recibir muchos cuidados en las diferentes etapas de su ciclo reproductivo, que si no se cumplen, el espíritu del maíz puede irse y entonces la gente se morirá de hambre y se empobrecerá. Esta es una de las razones por las que la vida de este alimento es considerada en la vida diaria de las personas.


El maíz se suele sembrar en abril, y seis meses después, en octubre, se recibe su cosecha, y si fue buena, significa que el espíritu del maíz está satisfecho con los cuidados recibidos.


Por último, según la Base de Datos Nacional de Nutrientes del Departamento de Agricultura de EE.UU., el maíz no sólo aporta las calorías necesarias para un metabolismo diario saludable, sino que también es una rica fuente de vitaminas A, B, E y muchos minerales. De hecho, sus valores nutricionales por cada 100 gramos de porción comestible son 50 kilocalorías, 1,1 gramos de proteínas, 10,7 gramos de hidratos de carbono y 1 gramo de fibra. Es precisamente su alto contenido en fibra la razón por la que juega un papel importante en la prevención de enfermedades digestivas como el estreñimiento. Además, los antioxidantes presentes también actúan como agentes anticancerígenos y previenen la enfermedad de Alzheimer.

Source: Cultivos mesoamericanos, Arqueologia Mexicana, Febrero 2019, num 84

Top ampliarcruzar