"Tápame con tu rebozo llorona,
porque me muero de frío"

Canción mexicana "LA LLORONA

Tweet

El rebozo es una prenda mexicana nacida de la fusión entre la cultura prehispánica y la influencia extranjera. Así, el rebozo, tal y como lo conocemos hoy, sería una fusión entre el chal filipino y la mantilla española.

Historia

El origen del rebozo per sei mexicano no se conoce con exactitud, aunque se cree que pudo tener su origen en el uso del "ayate" en la vestimenta de los hombres y mujeres nativos antes de la colonia. El "ayate"Estaba hecho de dos telas largas de maguey y se utilizaba para llevar objetos y niños.
En la lengua náhuatl, el rebozo se llama ciua necuatlapacholoni"lo que toca una mujer o algo parecido", aunque entre los nahuas del estado mexicano de Morelos se conoce como cenzotl: "tejido de mil colores".
En Historias de las Indias de Nueva España e Islas de Tierra Firme, Fray Diego Durán menciona que las mujeres mestizas usaban telas para cubrirse la cabeza y los hombros antes de entrar en las iglesias, tal vez inspiradas en los paños que los frailes católicos exigían a las mujeres nativas para entrar en estos recintos.
A finales del siglo XVI, el chal ya era utilizado por los mestizos, mulatos, negros e indígenas, y estos últimos ya habían aprendido a tejerlos. Dos siglos después, en 1855, aparece por primera vez en el diccionario de la Academia Española la palabra rebozo, cuyo significado es "mantilla que usan las mujeres para cubrirse el plumón"..

Símbolo de rebelión y emancipación 

Durante la revolución mexicana, se convirtió en un símbolo de rebeldía e identidad para las mujeres mexicanas: algunas lo utilizaban para llevar a sus hijos mientras seguían a sus maridos o familiares en la lucha armada.
Otras utilizaban el chal para ocultar sus armas, que luego pasaban a los hombres, y así participaban en la Revolución.

Años después, la pintora mexicana Frida Kahlo lució con orgullo esta prenda de liberación e independencia femenina.
Durante la época de oro del cine mexicano, muchas actrices importantes de la época como María Félix "La Doña", Dolores del Río, María Elena Marqués, entre otras.

El rebozo hoy

Hoy en día, los chales se fabrican en diferentes colores y diseños, algunos tienen triángulos, estrellas y se tiñen de forma natural con frutas o plantas. Los clásicos son los de seda, articela y algodón con el toque personal del ikat (técnica de teñido y tejido). Cada región que la compone determina el color, el tamaño y el material; en algunas zonas se combinan técnicas y materiales e incluso se añaden lentejuelas y cuentas de cristal. También se conocen como chales, bufandas.

En algunas partes de México, se puede regalar un chal en lugar del tradicional anillo de compromiso. Hoy en día, no sería tan exagerado que esta práctica regresara, pues debido al material (por ejemplo, la seda), el proceso y el tiempo de fabricación (varios meses), se pueden encontrar chales cuyo costo puede alcanzar varios miles de pesos.
Algunos de los lugares conocidos por hacer los rebozos más finos y detallados son: Santa María del Río en el Estado de San Luis Potosí, Tenancingo en el Estado de México, San Andrés Chicahuaxtla en el Estado de Oaxaca, Michoacán y Puebla.

Sin duda, es una prenda llena de historia, tradición e identidad que, como mujer mexicana, me enorgullece llevar en cualquier ocasión.
¿Conoce ya nuestros chales en algodón ¿Chiapas? Y para los climas más fríos, están en lana y algodón mezclado con poliéster.

Fuentes: https://www.geoenciclopedia.com/historia-del-rebozo/, https://culturacolectiva.com/historia/la-prenda-de-mexico-el-rebozo

Top ampliarcruzar