La Fundación Infantil Semilla A.C. es una organización y albergue dedicada a mejorar las condiciones de vida de los niños indígenas de Durango. Es un espacio seguro y no violento que brinda atención integral a niñas, niños y adolescentes indígenas migrantes de 0 a 14 años de edad, así como alimentación, vestido, atención médica y psicológica, educación, talleres culturales y artísticos, actividades recreativas y la oportunidad de aprender un oficio, para favorecer su desarrollo integral en armonía con el respeto a su cultura, lengua y tradiciones.

Por iniciativa de Teresa Janette Payan, la Fundación fue creada en el año 2008 en el estado de Durango, en el actual domicilio Libertad # 507 Esq. con Mascareñas en la ciudad de Durango, con la misión de ser un puente entre la sociedad civil y nuestras comunidades indígenas vulnerables, que nos permita responder a las necesidades más urgentes de los niños de nuestra comunidad, y así lograr que cada niño tenga las bases para su desarrollo.

Aquí están las dos comunidades que viven principalmente en el estado de Durango y que son acogidas por la Fundación:

Tepehuanos del Sur

En 2015 el 6,5% de la población en México hablaba una lengua indígena. En particular, en el estado de Durango, había 1.509.117 indígenas, de los cuales 51% eran mujeres.

Los tepehuanos del sur (O'dam en su propia lengua) habitan hoy en día la parte sur del antiguo territorio tepehuano en partes de la Sierra Madre Occidental, en el estado de Durango y en pequeñas zonas del norte de Nayarit y Jalisco. Las diferencias entre los tepehuanes del sur y del norte, se manifiestan claramente en su lengua, vestimenta, organización social y religión, así como en sus ideas, creencias sobre el mundo, aspectos materiales de la vida y cultura. Incluso en el Sur, dentro de una misma lengua, existen diferencias dialectales (fonéticas y léxicas).

En las comunidades del sur de Tepehuán se puede encontrar flora y fauna, como el ocelote, el armadillo, las serpientes coralillo, el tilcuate, plantas como los guamúchiles, el ciruelo, el zapote y el arrayán.

En cuanto a la artesanía, elaboran mochilas de hilo (telar o punto de cruz) y redes (ixtle o cuerda de plástico), sombreros, bancos, cañas, ollas, parrillas y platos de barro crudo.

También trabajan con objetos que no se comercializan sistemáticamente, como muñecas y animales de barro rústicos para jugar.

Ciertas tradiciones prevalecen y representan parte de su riqueza cultural. Los curanderos utilizan el calor que obtienen al frotarse las manos y hacen "limpiezas" de malas energías con plumas de águila o de halcón. Cualquier curación es mucho más efectiva si se hace durante la mitota (jaleo).

Todos estos elementos, naturales, sociales y económicos, representan su cultura. Lo han heredado y se refleja en su artesanía, color, religión, historias, flores, diseños, raíces y toda su vida.

Huicholes

El territorio tradicional de los wixaritari (singular: wixarika) o comunidad huichol abarca porciones de cuatro estados: Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas. Se calcula que en 2003 una población de 43.929.000 personas, la mayoría de los hombres adultos (y, en menor medida, las mujeres) son bilingües o tienen un buen conocimiento del español.

Las actividades productivas se destinan principalmente a la agricultura de subsistencia, la pesca o la caza, especialmente de ciervos. Los cultivos son maíz, calabaza, amaranto, frijoles y chile.

La expresión artística de los huicholes se refleja en su producción artesanal, que se caracteriza por el simbolismo de toda la cultura, como el ámbito religioso, su cosmogonía, la naturaleza y sus partes. Una de las principales características de su religión es la asociación que existe entre el maíz, el ciervo y el peyote.

Por eso en las piezas artesanales se pueden encontrar dibujos de animales, como el ciervo, el coyote, el pavo real, incluso el guacamayo. Por otro lado, el peyote es muy importante para los huicholes, incluso para sus fiestas, por lo que es un elemento de su expresión artística.

La ropa, principalmente de las mujeres, no se descuida y el "peyote" está así presente en piezas como collares, pendientes y llaveros.

Existen importantes eslabones en el proceso de elaboración y venta de las artesanías, que deben ser apoyados con estrategias y soluciones para que estas familias indígenas huicholas y tepehuanas efectivas mejoren sus ingresos y tengan una mejor calidad de vida. Por ello, la Fundación Infantill Semilla A.C. lleva a cabo este proceso mediante la creación de estrategias, en cada eslabón que se inicia con la invitación a los artesanos para que continúen realizando el arte y el compromiso de que serán apoyados en todo el sistema hasta la venta de sus piezas. La Fundación hace regalos en especie y económicos a sus familias, incluidos sus hijos. Conoce muy de cerca y desde hace más de 15 años, las necesidades de los artesanos y artesanas, no termina ahí, se crea también un apoyo en cuanto a la adquisición de la materia prima, lo que les permite comprar a un mejor precio sin dificultades de existencia.

Cuando la pieza está terminada, la Fundación ayuda a vender la artesanía a un precio justo sin intermediarios. Estos principios son un soporte integrado para proteger el arte y la cultura indígena.

Es importante destacar el esfuerzo realizado por los artesanos, ya que además de la dificultad encontrada durante el proceso de fabricación y venta, también luchan contra la discriminación, enfrentándose a situaciones difíciles como la migración, la desintegración familiar, las agresiones y la falta de alimentos.

Cabe destacar, que al ser conscientes del valor y actuar de tal manera que estas familias tengan una mejor vida, elegiremos piezas artesanales, hechas en México. La Fundación, con el apoyo de la gente y su generosidad, seguirá creando estrategias para apoyar a las familias indígenas y actuar en favor de los niños.

Puedes ayudar apadrinando a un niño y contribuir a su crecimiento, desarrollo, integración en la sociedad, a través de una ayuda económica de $3 MXN (0,15€) al día o 5€ al mes para su ropa, alimentación, calzado, material escolar, pero también adquirir las piezas elaboradas por las comunidades, hechas a mano fomentando el comercio justo y fomentando el desarrollo socioeconómico de éstas y ayudándoles a mejorar su vida diaria

Top ampliarcruzar